febrero 21, 2024

Fue la noche se ayer en la Casa de Justicia del Estado de Puebla donde el sacerdote Gerardo Espinoza Rubí, recibió la sentencia de 21 años de cárcel, por violación equiparada encontra del niño Abner N., quien cuando sufrió el ataque contaba con 7 años de edad.

Los hechos ocurrieron en octubre de 2021, fue el menor quien les dijo a sus padres lo ocurrido y señaló al cura como responsable. Cuando el pueblo se enteró, los vecinos de la población acudieron a la iglesia y retuvieron al párroco, a quien pretendían linchar, pero la familia del propio agraviado se opuso.

El ataque contra el pequeño fue en el municipio de Aquíxtla Puebla, pero el cura es originario de Pachuca, Hidalgo, quien ahora pasará 21 años y 8 meses en prisión.